Si te gusta siempre lucir hermosa y variar tu estilo de cabello, tomate un tiempo para conocer como puedes lograrlo.

1.    Tratamientos previos

 

2.     El alisado siempre en seco

 

3.    Identifica qué grosor de plancha es el que funciona para tu tipo de cabello:

Tu cabello corto fino

Elige una plancha de menor tamaño. De ese modo la manejarás mucho mejor. El cabello fino suele ser frágil por naturaleza, así que necesita una temperatura de entre 80 ºC y 150 ºC. Si no estás segura, empieza aplicando el calor mínimo y aumenta progresivamente la temperatura de la plancha si no es suficiente.

Tu cabello es ondulado o ligeramente rizado

Elige una plancha de 1 1/4”, gradúalo entre 150 °C y 180 °C y utilízalo sobre el cabello seco. Por último, ponte un poco de laca antihumedad.

 

Tu cabello es muy ondulada o rizada

Este tipo de cabello es muy resistente al alisado, por lo que es inevitable elige una plancha de 1 1/2” y usar altas temperaturas.

Alisa tu cabello seleccionando mechones finos para obtener un alisado impecable; es un proceso largo, pero bastante eficaz.

 

Tienes el cabello largo y grueso

Elige una plancha de mayor tamaño, que tenga revestimiento de cerámica, turmalina o de titanio y alisa tu cabello seleccionando mechones finos para obtener un alisado impecable; es un proceso largo, pero bastante eficaz.

 

4.   Como lograr diferentes estilos

 

Ferretotal Fácil.