Los niños, cuando son pequeños, son muy activos. Sin embargo, conforme van creciendo se tornan más tranquilos y, por ende, se vuelven más inactivos y sedentarios. Por eso, es necesario crear hábitos deportivos desde la infancia garantizando su actividad en toda su vida.

 

Es importante que la mamá y el papá  ayuden a sus hijos a encontrar un deporte que les apasione, pero también es importante complementar con actividades en familia. Esto de igual forma ayuda al fortalecer los lazos familiares.

Te mostraremos unos cuantos beneficios:

 

 

 

 

 

 

 

Entonces ¿Te animas a tener más actividades deportivas en familia?

Ferretotal Fácil.