El baño es en general el más olvidado en cuanto a la decoración se refiere. Al decorar tu baño no solo demuestras tu personalidad y gustos, sino también, crearás un espacio donde podrás relajarte y disfrutar.

A continuación te indicamos algunos consejos:

 

¿Cuál color debes usar?

Si cuentas con un baño grande, podrás usar el color que más te llame la atención para las paredes, ya que no afectara como se sentirá el tamaño del baño.

Colores de tonos azulados, purpuras y verdes crearan un ambiente relajante. Para baños pequeños, lo mejor es usar colores claros para la pared, el blanco siendo la mejor opción. Los colores claros harán sentir el baño más espacioso y también darán un sentimiento de paz.

 

¿Cómo debes iluminar tu baño?

La iluminación es muy importante en un baño, especialmente si es el lugar principal donde te afeitas o maquillas. La mayoría no cuentan con ventanas grandes, lo que convierte a la luz artificial en un elemento indispensable.

La mejor opción es instalar varias luces con bombillos blancos en el techo y otros lugares estratégicos, como cerca del espejo principal. Lámparas situadas en los lugares correctos cumplirán el mismo trabajo.

 

¿Cómo debo seleccionar el espejo adecuado?

Casi todos los baños cuentan con un espejo principal, pero puedes agregar más espejos para crear un efecto de “amplitud”. Esto solo queda bien en un baño grande, ya que puede causar que un espacio pequeño se vea sofocante.

Para baños pequeños, es mejor agregar espejos de menor tamaño en las paredes de lado o sobre el lavamanos.

 

¿Qué accesorios debe llevar?

Los accesorios son parte de los elementos más importantes para decorar un espacio, ya que estos demuestran tu gusto y estilo.

Si las paredes de tu baño son claras, la mejor opción es usar accesorios de colores llamativos. Trata de elegir colores que sean de la misma familia si el espacio es más pequeño, para prevenir que el baño se vea como un arcoíris. Para baños más grandes puedes mezclar dos o tres colores que combinen.

Si las paredes de tu baño son llamativas, tienes dos opciones, puedes usar otro color llamativo (pero sólo uno) o agregar accesorios de colores neutros, como blanco, negro o gris.

Busca accesorios que sean creativos y demuestren tu estilo. Usa cuadros pequeños, toallas con decoraciones, una cortina de baño que combine con los colores presentes o que tenga un diseño llamativo.

Las plantas pequeñas también son una muy buena elección porque hace que el espacio se sienta más fresco y agradable. Asegúrate de elegir unas que no necesiten mucha luz natural si no cuentas con una ventana grande.