Aprende a hacer un disfraz de dinosaurio para niño o adulto reciclando ropa que ya tengas por casa ¡Una idea fácil de hacer y muy barata! A veces no hay que exprimirse demasiado la cabeza para hacer un disfraz infantil de la manera más sencilla posible. Hay infinidad de ideas para hacer con material reciclado como este dinosaurio tan gracioso que vamos a ver hoy.

En este caso hemos elegido ofreceros un original disfraz de dinosaurio completamente casero, algo muy sencillo y que os parecerá de lo más original para hacer. Para su confección necesitaréis muy poquitas cosas:

Con esos materiales tendremos lo necesario para la confección de nuestro divertido disfraz de dinosaurio y el primer paso será preparar la cola, por lo que tendremos que coger un buen trozo de tela verde y cortar dos triángulos isósceles bastante alargados, coserlos por cada lado y rellenarlo bien de espuma, algodón o el relleno que hayamos elegido. Debemos crear una cola con cierta consistencia, aunque no hace falta que esté demasiado tiesa porque podría pesar más. Cuando la tengamos bien rellena la coseremos a la parte baja de la sudadera, en la espalda y bien centrado.

Finalmente le llega el turno a la cabeza, la parte más complicada, aunque es bastante fácil de hacer. Cogeremos el cartón y lo doblaremos en forma de ‘U‘. Después forraremos el cartón con el fieltro verde, pegándolo con cuidado, En la parte trasera haremos un doblez para hacer el lugar donde irán los ojos. También pueden hacerse con cartón, simplemente pegándolos una vez los hayamos hecho.

En los bordes de la cabeza, por todo el contorno, iremos pegando triángulos de cartón pintados en blanco para dar la sensación de que son los dientes, haremos los ojos y le pintaremos las pupilas en vertical. Incluso añadiremos dos trocitos de fieltro en la parte delantera para hacer el efecto de nariz.

Esta cabeza irá mitad por fuera y la otra mitad por dentro de la capucha, que será la encargada de mantener la cara del dinosaurio sin tener que pegarla o coserla, lo que permitirá quitarse la cabeza de una manera rápida. Y ya está, aunque son muchos pasos es así de sencillo, no tiene mucha complicación pero es algo laborioso de hacer.

¡Seguro que dejaréis a todos sorprendidos!