La tapa de asiento de WC es un elemento muy importante de la sala de baño. Para mantenerlos así, se debe limpiar con mucha delicadeza su superficie y evitar la utilización de elementos o sustancias abrasivas y corrosivas que la rayen.
Para limpiar la tapa de asiento debe hacer lo siguiente:
Prepare en un recipiente una solución jabonosa utilizando un detergente líquido que no sea muy fuerte.
Remoje un trapo, escurra el exceso y limpie la superficie de la tapa. Recuerde NO utilizar cepillos y esponjas abrasivas.
Repita la operación si es necesario y utilizando un trapo húmedo quite completamente la solución de la superficie.
Aunque el asiento forma parte del inodoro se deben utilizar productos y métodos diferentes para su mantenimiento. Recuerde que hacer la limpieza debidamente prolonga la vida útil de sus accesorios.