Así lo cocinamos

  1. Descongelamos el bacalao y las espinacas el día antes de elaborar la receta.
  2. Dejamos los garbanzos en remojo al menos 8 horas.
  3. Descongelamos también los langostinos. Cuando estén descongelados, los pelamos y reservamos las cabezas. Sofreímos éstas en una olla con un buen chorro de aceite de oliva.
  4. Pasamos por esta misma olla el bacalao previamente enharinado.
  5. Ponemos en la olla los garbanzos, la zanahoria pelada y partida y la cebolla picada, así como os ajos. Añadimos una cucharadita de pimentón dulce. Cubrimos el conjunto con agua.
  6. Ponemos a fuego medio y mantenemos hasta que se cuezan bien los garbanzos. Agregamos entonces los trozos de bacalao, los langostinos pelados y las espinacas. Dejamos así unos 10 minutos. Salamos al gusto.

Trucos y Consejos

Espolvorea perejil o alguna hierba aromática por encima del plato cuando lo sirvas y ¡listo!.

Información Nutricional