Debemos prestar una especial atención a las señales mostradas por nuestra batería para evitar mayores complicaciones. En ocasiones, nuestro vehículo sencillamente dispone de un indicador lumínico que se encenderá cuando la batería necesite ser recargada o reemplazada.

Sin embargo, cuando estés pasando por una situación, en la que te quedas sin batería, te recomendamos seguir los siguientes pasos a continuación:

 

1. Encuentra un sitio seguro

Trata en lo posible de estar en un lugar que no interfiera con el tráfico y cuando esté apagado el vehículo, ponlo en “parking (P)” si es automático o en “primera” si es sincrónico y levanta el freno de mano.

 

2. Coloca un triángulo reflector

Cuando ya estés en un sitio seguro, coloca el triángulo de emergencia para advertir a otros conductores.

 

3. Busca ayuda

Esto porque necesitarás que otro carro te cargue la batería. Posiciona el carro de apoyo muy cerca del tuyo para que puedas conectar las dos baterías con los cables.

 

4. localiza la batería

Sube el capó de ambos carros y localiza la batería de cada uno. En algunos carros, la batería puede encontrarse en la parte trasera. Luego, identifica los signos positivo y negativo de cada batería.

 

5. Coloca los cables

En total estos cables tienen 4 pinzas, 2 negras y 2 rojas.

Primero coloca una de las pinzas rojas en la terminal positiva del la batería sin carga.

Luego coloca el otro extremo (la otra pinza roja) en la terminal positiva del carro de apoyo.

Ahora, conecta una de las pinzas negras en la terminal negativa del carro de apoyo.

Por último, conecta el otro extremo (la otra pinzan negra) en la terminal negativa del vehículo sin carga.

Es muy importante que no dejes ningún extremo suelto con el otro conectado a la batería, pues por este descuido pueden producirse chispas. Es normal que al conectar la última pinza salten algunas chispitas.

 

6. Arranca los carros

Cuando hayas conectado los cables, arranca el carro de apoyo y acelera un poco el motor. Déjalo conectado de 20 a 30 segundos aproximadamente para cargar la otra batería. Luego arranca el auto con la batería sin carga y acelera un poco su motor.

 

7. Maneja

Cuando tu carro logre encender, condúcelo por un buen tiempo para cargar la batería.