1. Elige un color agradable

El esquema de colores depende del estilo que se quiere lograr en la decoración del dormitorio. Si tienes un cuarto con mucho carácter y la cama como punto focal, debes destacarla del cuarto, lo cual muchas veces requiere de colores fuertes e intensos. También, influirá el gusto de la persona quien lo habitará.

  1. Decora con cojines y sábanas

Existen un sinfín de elecciones, formas, estampados, texturas y diseños en la decoración de dormitorios, Las sábanas y cojines son elementos que complementan tu hermosa cama. Ellos le dan ese plus que tanto queremos lograr.

  1. La cabecera marca la pauta

Ella enmarca la cama, representa la altura y se impone en toda la habitación. Por eso, la cabecera es uno de los protagonistas de la escena. Busca sábanas, cojines y elementos que hagan juego con ella, juntos le darán a tu dormitorio una gama visual única.

  1. La elección de los materiales las define el entorno

Si aún no sabes de qué materiales estarán hechos los cojines, sábanas y almohadas el mejor consejo es dejarte llevar por el entorno: Puedes reconocer qué tipo de material emplear en cada pieza si los relacionas con la estructura de la habitación.

  1. Sábanas y cortinas

Eleva el valor de tu cuarto combinando el color y textura de las sábanas y cortinas. Ten en cuenta que las cortinas deben conservar el calor y a la vez, protegerte del frío, al combinarlas generarás mayor atractivo.

  1. Las sábanas y edredones deben combinar

Estos siempre deben guardar armonía y estilo. Preferiblemente elige sábanas suaves y refrescantes. En relación a los edredones lo mejor es utilizarlos para decorar. Una vez que estés listo para dormir, guárdalos en un baúl o mueble.

La idea es dormir cómodo pero con estilo.